https://cdn.proboxtv.com/uploads/Cz_B_Ob_Vx_UAA_Ay_M_c_512d02ffa3.jpg

Farhood: La salida de Showtime del boxeo es "emocional"

El presentador Steve Farhood, miembro del Salón de la Fama, dice que escuchar la noticia de que Paramount pone fin al programa de boxeo de Showtime después de 37 años fue "emotivo", pero que está tratando de centrarse en los aspectos positivos de una carrera de casi un cuarto de siglo con la cadena.


"Oímos rumores, y los rumores se hicieron más serios a medida que pasaba el tiempo, pero el día que por fin nos reunimos y nos lo dijeron oficialmente, nos pareció casi como una 'nueva noticia' porque supongo que una parte de ti, no importa por qué, mantiene la esperanza de que siga adelante. Así que, en ese sentido, fue duro emocionalmente", declaró Farhood al Showtime Boxing Podcast.


Farhood está especialmente decepcionado por el hecho de que ShoBox: The New Generation, la franquicia de bajo presupuesto que presentaba a prospectos y contendientes marginales de la que era analista, no tendrá una despedida adecuada; su última emisión, desde San Antonio, fue el 15 de septiembre.


"Es duro porque ShoBox ha sido una parte importante de mi carrera", dijo. "Creo que, a su manera, estableció algo que nunca se había hecho antes. Espero que los aficionados lo recuerden tanto como los combates más importantes. Es muy, muy triste ver que ShoBox se va".


Antes de unirse a ShoBox en su lanzamiento en 2001, Farhood, periodista de prensa escrita de profesión y antiguo editor de The Ring, sólo había hecho sus pinitos en televisión. Ahora reconoce que no era un medio en el que destacara por naturaleza.


"Diez años antes de que empezara ShoBox, hice dos o tres programas para Showtime como tercer entrevistador", recuerda. "Esto se remonta a la época de Booby Czyz/Steve Albert. Y apestaba. Estaba nervioso. No estoy hecho para la televisión. No soy un actor natural. Soy periodista, soy escritor".


Aun así, cuando Showtime se disponía a lanzar ShoBox y le llegó la noticia de que el puesto de analista estaba muy vacante, se puso en contacto con el productor Richie Gaughan y el productor ejecutivo Gordon Hall y pidió que le tuvieran en cuenta.


"Entonces me dijeron: 'Te haremos una audición'. Era una pelea de Kostya Tszyu en Connecticut, y [dijeron] 'Te haremos una audición con Nick Charles'. Y yo estaba muy contento con eso, porque yo había estado trabajando con Nick en la CNN durante un par de años ya. Así que me sentí cómodo con Nick".


En ese momento, ninguno de los otros candidatos había impresionado.


"Y me dijeron: 'Estamos al final del camino, tío. A menos que metas la pata hasta el fondo, el trabajo es tuyo'. Al cabo de una semana, tenía el trabajo y Jay Larkin [el difunto ejecutivo de Showtime], que por supuesto me contrató, me dijo: 'Puedes quedarte con el trabajo, pero tienes que comprarte unas gafas nuevas. Pareces un búho'. Y ese día fui al optometrista y me compré unas gafas nuevas".


Aunque ShoBox es famoso por ser un campo de pruebas para futuros campeones del mundo -más de 80 boxeadores que llegarían a reclamar el máximo galardón de este deporte hicieron algunas de sus primeras apariciones en la televisión estadounidense en el programa-, Farhood admite que no siempre acertó en sus predicciones sobre cuál de los jóvenes boxeadores que estaba viendo acabaría destacando.


"Tim Bradley es un miembro del Salón de la Fama, campeón en más de una división, pero la primera vez que peleó en ShoBox, no habría dado ni diez céntimos por su futuro. No tenía buen aspecto. Ganó fácilmente. Pero no parecía bueno, no era especial, aunque resultó ser especial. Otro buen ejemplo sería el debut americano de Tyson Fury. Fuimos a Inglaterra. Y en aquel momento, en Estados Unidos, nadie sabía quién era. Y peleó con un tipo [Rich Power] y parecía normal. Y nos miramos y dijimos: "Bueno, él no va a ninguna parte". Supongo que hay que ver a alguien varias veces para juzgarlo".


En el espacio de poco más de cinco años, el mundo del boxeo ha pasado de uno en el que todo boxeador aspiraba a estar en HBO o Showtime a otro en el que ninguna de las dos cadenas permanece en este deporte. Ha sido un cambio drástico y rápido, pero que Farhood confía en que refleje más la evolución del panorama mediático que la popularidad del boxeo.


"Recuerdo el día en que HBO se hundió hace cinco años. Y los idiotas, los malditos idiotas que se alegraron cuando eso ocurrió, o cuando Showtime se hundió había gente aplaudiendo: qué vergüenza. Qué vergüenza", dijo. "Pero ya sabes, no sólo nada es para siempre, sino que a veces, es algo desgarrador. Parece que hay un cambio obvio hacia el streaming frente a la televisión. Es difícil para alguien de mi edad darse cuenta de esto, pero hay chicos de 25 y 30 años que no tienen televisión por cable y no les importa una mierda la televisión. Así que es lógico que eso afecte profundamente al boxeo. Quizá tarde más en afectar a otros deportes. Pero creo que ha habido un gran cambio en eso. Y el boxeo nunca va a ir a ninguna parte. Porque sabemos que no hay nada mejor que una gran pelea. Pero lo que hace falta para ver ese combate está cambiando".

Valid email address required

Show Password required

Don't have an account? Subscribe