https://cdn.proboxtv.com/uploads/FRANCIS_BELTRAN_ESPANOL_4540ea0d91.jpg

Cesar Francis vs Ray Beltran, WBO NABO Título Superligero Pelea

No hay muchas personas que han tenido la trayectoria que ha realizo el ex monarca mundial Ray Beltrán. Su perspectiva es totalmente diferente en comparación con un peleador que acaba de empezar su carrera.

Por ejemplo, quizás te darás cuenta que, para Beltrán, su perspectiva en cuanto al camino hacia peleas grandes y grandes bolsas es totalmente diferente de lo que uno suele pensar al inicio de su carrera boxística.

Es porque el boxeo es el teatro de lo inesperado.

La mayoría aprende (si el viaje es largo para ellos) que no están viajando en una calle marcada como el bulevar llamado "El arte Caballeroso de la Autodefensa,” sino en una calle más peligrosa, llamado “La Autopista del Negocio de Boxeo.”

Un nativo de México que ahora reside en Arizona, Ray Beltrán debutó como profesional en 1999.

Beltrán regresará el 9 de julio en el evento estelar de ProBox TV en Plant City, Florida. El ex miembro del establo de Top Rank siempre desempeña el mismo papel de enseñar a un boxeador más joven que los perros viejos aún pueden ladrar y morder.

Beltrán dice que ha pensado sobre el retiro. Lo está pensando, pero aún no lo está haciendo.

Beltrán se escuchó convincente cuando dijo que es un pitbull ante los jóvenes de 25 años de edad con el que hace sparring en el gimnasio.

El Camino Difícil

Si eres un seguidor dedicado del deporte, sabrás que Beltrán es un gran éxito. El boxeador con un récord de 37-9-1 ha estado clasificado dentro del Top 20 de la división de las 135 libras por más de 10 años.

Se ganó muy bien su lugar en los escenarios más grandes. Por ejemplo, peleó por el título de peso ligero de la OMB de 2013 contra Ricky Burns. En ese combate, quizás mereció la victoria.

Por lo general, se sabe que Beltrán siempre entrega lo mejor de él y, más que ocasionalmente, supera las expectativas, como contra Hank Lundy (2012), Takahiro Ao (2015), Jonathan Maicelo (2017), Moses Paulus (por el título WBO 135 en 2018) y Hiroki Okada (2019).

¿Pero qué pasará con Francis?

“He visto algunos videos de Francis,” afirmó Beltrán, quien es casado y tiene tres hijos.

“Es un buen peleador, pero con todo respeto, he enfrentado a mejores peleadores.”

Tiene razón, pues nadie diría que Terence Crawford no es un gran peleador. Beltrán perdió por decisión unánime ante Crawford in 2014.

“Pero será una pelea pareja? No creo,” afirmó Beltrán. “Quizás el mundo de boxeo piense de esa manera por la edad que tengo, pero me siento positivo.”

Se siente positivo, pero también práctico a cierto punto. Beltrán, quien vino de Sinaloa en 1996, no sabe si podrá durar tres años más en el deporte. Y este deporte puede ser muy difícil cuando pierdes o cuando de faltan pocos años en tu carrera.

Beltrán ya sintió eso cuando perdió ante el ex monarca FIB de las 135 Richard Commey. Después de esa derrota, se separó de su promotor Top Rank.

Siempre hay que recordar que el boxeo es un negocio.

Entonces, el veterano está preparando todo para su eventual retiro y, por supuesto, para otro tipo de oficio.

“Estoy agarrando mi licencia de promotor y estaré enfocado en crear una fundación para ayudar boxeadores retirados,” dijo Beltrán.

“Voy a abrir un gimnasio en Los Mochis. Este año vamos a empezar a construirlo y será de buena calidad y será para clientes y boxeadores. Sé que mi tiempo en este oficio se está acabando, pero voy a pelear tan dura como pueda. Soy un ganador. Cada vez que peleo, es para ganar. No peleo por el dinero.”

En otras palabras, pelea porque quiere, no porque lo necesita.

También, el comportamiento de Beltrán sugiere que, si Francis piensa que Beltrán está acabado, estará bien equivocado en la noche de la pelea en Florida.

“No he estado retirado. Surgió lo del Covid. Luego se acabó el contrato con Top Rank,” explicó el experimentado pugilista de 47 combates. “Duró mucho tiempo para que el boxeo se volviera a poner en marcha, pero yo he estado en el gimnasio durante todo ese tiempo.”

De vez en cuando repasa las memorias de sus combates. La pelea contra Commey aún le molesta.

Beltrán vio como las vio cómo a veces se hacen cumplir las normas y reglamentos, otras veces no.

Beltrán tuvo que cumplir con el reglamento de realizar un pesaje el mismo día de pelea, aun cuando no había dado el peso el día anterior. Por lo tanto, el titulo no estaba en juego para él.

De todos modos, no dio la sorpresa esa noche y fue noqueado.

“Hay algunas reglas sobre el peso, pero en una pelea de peso pactado de un millón de dólares, todo se trata del dinero. Ya nadie le importa la categoría de peso,” señaló Beltrán.

Si se hubiera sostenido una conversación similar en 1998, Beltrán habría sonado notas diferentes. Ha pasado varios por ciclos en su carrera. Fue debutante, prospecto, contendiente, campeón, etc. Ahora es la etapa tardía.

¿Será la última etapa de su carrera? No, insiste.

“Soy una persona honesta, confío en que puedo seguir adelante,” dijo. “En el gimnasio con los jóvenes, todavía me va muy bien.”

Por supuesto, no ha habido escasez de personas que tratan de empujarlo a la jubilación. Su ex entrenador Freddie Roach dijo públicamente que debería estar considerando su salida.

“Para la mayoría de las personas, cuando están tratando de lograr un sueño, los comentarios serán negativos,” dijo Beltrán. “Pero si escuchas todo eso, te afectará. ¡Mientras creas en ti mismo, todo es posible!

Sin duda, Ray Beltrán no será el favorito el 9 de julio en vivo por ProBox TV.

Pero por alguna razón, como la historia nos mostrado cuando hay peleas entre boxeadores de 31 y 41 años de edad, el peleador joven suele ganar.

Pero no siempre.

De vez en cuando, el veterano puede dar la sorpresa.

Valid email address required

Show Password required

Don't have an account? Subscribe